Canal RSS

PROTÉGASE CON HIERRO

Publicado en

Hoy hablaremos de un problema “silencioso”  muy común hoy en día, especialmente en la población joven;  que por sus hábitos de rutina (desorden en los horarios de comida, “malpasadas”, selección incorrecta de alimentos, etc.) se han vuelto más vulnerables a esta afección de la composición de la sangre. ¿Lo peor? Que como a veces el estado general de los jóvenes de hoy en día es estar cansados y acelerados todo el tiempo (Síntomas que junto con la “palidez” son característicos de la anemia) difícilmente los contemplamos como focos de alerta  en nuestros “chavos”.  Para entender qué es la anemia, basta con recordar la importancia del oxígeno en nuestro cuerpo (Y no estoy hablando solamente para respirar) El oxígeno que inhalamos no se queda en los pulmones; el cuerpo entero lo necesita como combustible del cerebro y demás órganos y tejidos, para funcionar correctamente. El oxígeno llega a todos esos órganos a través del torrente sanguíneo, transportado por los glóbulos rojos, que son fabricados en la médula ósea y son los “transportadores” responsables de llevar  este oxígeno hasta todos los órganos del cuerpo. Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, una proteína que se une al oxígeno en la sangre. Para fabricar suficiente hemoglobina, el cuerpo necesita tener mucho hierro (Cuya fuente principal son los alimentos que ingerimos).  Una vez aclarado todo lo anterior, entenderá mejor que LA ANEMIA ocurre cuando una persona tiene menos glóbulos rojos de lo normal; cosa que puede ocurrir por tres razones básicas, cada una asociada a un tipo diferente de anemia: 1. Porque hay una pérdida glóbulos rojos = Anemia secundaria a la pérdida de sangre drástica por algún accidente o lesión importante o por pequeñas perdidas de sangre durante un periodo prolongado; como en el caso de quien menstrúa mucho durante muchos días. 2. El cuerpo está produciendo una cantidad insuficiente de glóbulos rojos  (Anemia Ferropénica) = Este tipo de anemia es la más frecuente entre los adolescentes y se da cuando la dieta es deficiente en hierro. Sin hierro suficiente en el cuerpo, la producción de glóbulos rojos en el organismo se vuelve deficiente; cuando la concentración de hemoglobina y la producción de glóbulos rojos caen por debajo de lo normal, entonces se dice que la persona padece Anemia por deficiencia de hierro. Otras causas de deficiencia de hierro pueden ser ciertas infecciones o enfermedades crónicas, ciertos medicamentos y quimioterapias (Que afectan directamente la función de producción de la médula ósea) así como el consumo deficiente de la Vitamina B12 y ácido fólico en la dieta.  3. Porque se están destruyendo glóbulos rojos en su cuerpo (Anemia Hemolítica) = En una persona con anemia hemolítica la vida media de los glóbulos rojos es más corta de lo normal, por lo que al morir los glóbulos rojos antes de tiempo, la médula ósea no se da abasto para compensar esta pérdida y mantener una cantidad adecuada de glóbulos rojos en sangre. Esto puede ocurrir por diversas causas como: una respuesta secundaria a determinadas infecciones o medicamentos o por una reacción anormal del sistema inmunológico donde el organismo produce anticuerpos que atacan y destruyen a los glóbulos rojos por error. ¿Qué hacer para mejorar el consumo de Hierro en nuestra dieta y en la de nuestros hijos, para evitar trastornos como la Anemia? La absorción de hierro se puede afectar e incluso impedir,  por el consumo excesivo de algunos alimentos, como: café, el tés (Especialmente té negro) refrescos e cola (Coca, Pepsi, etc.), toda clase de bebidas alcohólicas, salvado de trigo y bebidas a base de soya; y por el contrario su absorción se puede mejorar con el consumo de VITAMINA C, hallada principalmente en frutas y verduras cítricas como: naranja, toronja, mandarina, fresas, guayaba, pimientos verdes, tomates, jitomates, las verduras de hoja verde y las papas. // Se recomienda consumir por lo menos cuatro a cinco porciones de 90 gr. De carne roja a la semana, tratando de utilizar cortes magros como: molida, falda, cuente, bistec de res o de cordero. Los otros tres o dos días de la semana, puede utilizar 120 gr. De carnes blancas como carne de pollo o pavo y pescados y mariscos como: atún, sardinas, charales, salmón,  ostras u ostiones y camarones. // Otras fuentes de Hierro son: huevo (especialmente las yemas), cereales fortificados con hierro, caldos o jugos de carne concentrados (Naturales).  // El hierro NO-HEM proveniente de hortalizas, frutas, granos y suplementos; es menos absorbible pero igual de importante y lo puede encontrar en: frutas deshidratadas (ciruelas pasas, uvas pasas, albaricoques), leguminosas (como: habas, garbanzos, lentejas,  frijoles, etc.), semillas (como: pepitas de girasol, almendras, nueces de Brasil o  de la India, cacahuates, etc.) verduras color verde oscuro como: brócoli, espinaca, quelites, verdolagas, acelgas, hojas de la planta de amaranto,  col,  espárragos, hojas de diente de león, etc. //  Los granos enteros provenientes del trigo, mijo, avena, arroz, cereales integrales, etc. Son buenas fuentes de hierro, pero deben de ser consumidas con moderación, pues el exceso de fibra impide la correcta absorción de hierro.

Anuncios

Acerca de Alex Colín

Diseñador Trágico de Querétaro, encargado de la imagen de KARTMAX/BARDAHL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: